Acervo | Textos

Las aplicaciones de biología sintética que se refieren a la sustitución de ingredientes activos, cuyos ejemplos brindamos aquí, tienen el potencial de distorsionar los mercados, promover acaparamientos de tierras y alterar la percepción general sobre la importancia de diversos cultivos que dejan de ser vistos como legados agrícolas de civilizaciones específicas y comienzan a considerarse sustituibles o prescindibles, junto con los agricultores que los han criado durante siglos.

La forma en que los ingredientes para los alimentos, los saborizantes, los cosméticos y las fragancias se producen en los mercados globales está cambiando radicalmente. El nuevo nombre del juego es “biosíntesis” —o también, biología sintética. Mediante la biosíntesis, las esencias o los compuestos clave de sabores y fragancias se producen artificialmente con organismos sintéticamente diseñados. Esta nueva revolución técnica tendrá efectos que van desde impactos ambientales a profundas afectaciones sociales y económicas a los sustentos, las industrias y los paisajes.

 

¿Porqué debemos entender el capitalismo de vigilancia?

La investigadora Shoshana Zuboff explica cuál es la nueva mina de oro del capitalismo: información sobre los aspectos más íntimos de nuestra vida, para manipular la voluntad y la acción. De Big Brother a Pokemon Go, Shoshana explica en qué consiste el ​capitalismo de vigilancia​ en este video con subtítulos. Próximamente saldrá en castellano su libro ​The Age of Surveillance Capitalism​.
Shoshana Zuboff - el capitalismo de vigilancia (documental VPRO) (subtitulado EN ESPAÑOL)

Estos son los datos de contacto de la Secretaría de la Red TECLA:

 

REDES-Amigos de la Tierra Uruguay:
Maldonado 1390
Código Postal: 11200
Teléfonos: 598 2904 2758 / 598 2904 2661
prensa@redes.org.uy
Montevideo – Uruguay
 

Grupo ETC-México
Apdo. Postal 21-027
MDM Coyoacán
04021 CDMX
México
Tel: +52-55-7096-4660
www.etcgroup.org/es
 

La Coordinación operativa de la Red TECLA está a cargo de REDES – Amigos de la Tierra, Uruguay, y del Grupo ETC, Grupo de Acción sobre Erosión, Tecnología y Concentración.
 

Texto sobre la nueva “ola cibernética”, las tecnologías de la llamada 4a Revolución Industrial. Publicado en La Jornada en 2016.

De la edad de la tecnología a la era de los sistemas

 

Jean Robert*, uno de los amigos entrañables de Iván Illich, nos presenta en este ensayo un análisis no sólo de lo que el propio Illich entendió como el cambio de la edad tecnológica a la era de los sistemas, sino de una parte de su concepto de la encarnación, de la historia del cuerpo y de las posibilidades de reencontrar en ellas un camino hacia la recuperación de un mundo humano y convivencial.

 

Compartimos con orgullo el documento del doctor Andrés Carrasco para constituir la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCSS) en América Latina. Fue leído en el homenaje que se le rindió a nuestro amigo Andrés en la Universidad de Rosario, Argentina, en julio de 2014.

El texto proviene de la revista Biodiversidad, sustento y culturas número 81.

En preparación para la 14 Conferencia de las Partes del Convenio sobre Diversidad Biológica, el diario La Jornada, en México, publicó este dossier sobre biología sintética y algunos de sus temas más polémicos: impulsores genéticos, carne vegetal, las nuevas técnicas de edición genética y el panorama en las discusiones internacionales al respecto.

En México, entre 2015 y 2016, el Estado impuso la “innovación tecnológica” del cambio de las pantallas analógicas a digitales. Se desincentivó la conservación o adquisición de aparatos “tradicionales” de televisión y se hicieron todo tipo de campañas para que la población cambiara “a lo digital”, sin planear ni informar sobre el enorme problema de manejo de residuos que tal cambio ocasionaría. Organizaciones ambientalistas y científicos comprometidos denunciaron esta catástrofe técnica-ambiental.

Compartimos este documento de hechos científicos sobre el maíz transgénico en México, elaborado por la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad. Aquí parte de su introducción. En PDF el documento completo de 74 páginas.

El Siglo ETC
Este siglo XXI bien puede apodarse “El Siglo ETC”: atestiguamos una imparable pérdida de lenguas, especies, propuestas civilizatorias y derechos: EROSIÓN; una convergencia tecnológica que abre nuevas posibilidades de manipulación de la materia pero también nuevas amenazas a la superviviencia de la humanidad, TECNOLOGÍA; y todo ocurre en un contexto de cada vez mayor consolidación del poder de las corporaciones, CONCENTRACIÓN. 

En 2008, con auspicio de la Fundación Heinrich Böll México, Centroamérica y El Caribe, las organizaciones promotoras de lo que hoy es la Red TECLA organizaron el taller Las nuevas tecnologías y el asalto a los bienes comunes. Compartimos aquí la exposición de Andrés Barreda, sobre cómo la innovación científica y tenológica está subordinada a la lógica de la acumulación del capital. 

En PDF la reflexión completa. 

El 12 y 13 de noviembre de 2018 se celebró, en Rosario, Argentina, el Encuentro por la Ciencia Digna, organizado por InSSA, con el apoyo de la UCCSNAL, la Red de Salud y Ambiente de ALAMES, la Fundación Rosa Luxemburgo, EMISA y Acción por la Biodiversidad.
Aquí la Declaración final del Encuentro “Ciencia Digna para la Salud de la Madre Tierra”..

Una de las tareas que la Red TECLA se fijó a finales de 2016 fue desarrollar el caso de la producción y uso de estevia por considerarlo paradigmático, pues involucra impactos a la biodiversidad y las culturas indígenas y campesinas, la problemática relación de la producción campesina con el mercado mundial, las disrupciones que provocan las nuevas tecnologías y el impacto cultural de la manipulación y apropiación industrial de una planta considerada sagrada para las comunidades donde se origina. Descargar: https://www.redtecla.org/sites/default/files/Estevia-web.pdf

Uno de los primeros estudios de caso que la Red TECLA decidió documentar fue el caso de la tecnología Terminator, semillas suicidas que se pudieran vender pero no usar para una nueva cosecha. No obstante, la denuncia temprana y la amplia y continua colaboración internacional y de movimientos populares campesinos, de trabajadores rurales, organizaciones de mujeres y consumidores, organizaciones de pueblos indígenas y de la sociedad civil del Norte y Sur global, lograron parar esta tecnología.

Descargar: Terminator-WebNov_2018.pdf

En esta sección de la página de la Red TECLA compartimos algunas reflexiones en torno a la consideración crítica de las herramientas. Lo que entendemos por “evaluación social” se refiere a la recuperación de nuestro derecho como sociedad a examinar qué conocimientos, procesos y productos tecnológicos llegan a nuestros países, a los centros de educación, a las políticas públicas, a las comunidades rurales, a las organizaciones. Hace mucho tiempo, siglos, que soportamos un menosprecio de nuestro sentido común, por un lado, y un ensalzamiento de las perspectivas ilustradas de lugares lejanos a nuestras circunstancias, a nuestros problemas y necesidades.

Filosofía de la tecnología desde la periferia es un libro de Héctor José Huyke. 

Entra directamente al debate sobre qué es el progreso y el lugar de la tecnología en ello. ¿Cómo es que hay más miseria y dolor pero también más progreso, más “tecnología”?

Compartimos las primeras páginas del libro, y un breve video de presentación del mismo.

 

https://www.youtube.com/watch?v=CPwmqKxI9ig

En su libro 1984, Orwell predijo una sociedad oprimida y vigilada por un complejo de instituciones de control. No obstante, nunca imaginó la existencia de un sistema de vigilancia en el que los ciudadanos voluntariamente cedieran su información. No son sólo las agencias gubernamentales como en China o en Estados Unidos las que recolectan datos de manera masiva, sino también empresas como Google, Apple, Facebook y Amazon (GAFA) las que tienen sus gafas sobre sus millones de usuarios con cada click, cada cámara en las calles, cada micrófono de un teléfono celular.


El texto completo de Silvia Ribeiro, investigadora del Grupo ETC, publicado en La Jornada, 31 de marzo de 2018.