La ciencia a la intemperie

Yo decido en este momento estar a la INTEMPERIE.

¿Qué significa esto? No tener relaciones de poder con lo institucional, con lo político formal, para poder mantener ese grado de libertad que uno tiene para poder reflexionar en voz alta. Como dice Boaventura de Sousa Santos: uno ve el poder en su verdadera dimensión mejor desde la periferia que desde el centro. Estar a la intemperie es un grado de libertad de decir lo que uno piensa con la perspectiva de crear espacios donde el debate abra nuevas posibilidades, abra nuevos actores, incremente la participación. Hay cosas sencillas que uno se ha cansado de repetir y es que la ciencia no es una decisión de los científicos, ni siquiera de los políticos, es de la gente. ¿Dónde queremos ir? ¿Queremos tener dos millones de autos más en las calles? ¿O nos ponemos a discutir si eso es progreso? Me parece que esa idea de progreso tiene que ser cuestionada, desde un lugar que no esté adentro. Estar ala intemperie es así. Sin paraguas, mojándose a veces.

 

Andrés Carrasco