Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad y la Naturaleza en América Latina

Compartimos aquí el documento constitutivo de la UCCSNAL, Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad y la Naturaleza en América Latina. La UCCSNAL, así como la UCSS de México, son ejemplos contundentes de los muy urgentes diálogos que poco a poco se van estableciendo entre los científicos comprometidos y la sociedad en general. Quienes forman estas comunidades científicas no se conforman con servir dentro del ámbito, muchas veces exclusivo, de la ciencia arbitrada, confinada a sofisticados centros de investigación, ininteligible para la inmensa mayoría de todos nosotros. Los científicos en la UCCSNAL o la UCSS se esmeran en comunicar lo que descubren y lo que ven, critican desde el centro del sistema dominante del conocimiento la corrupción, los encubrimientos, el uso deshonesto de los recursos de todos los ciudadanos en la promoción de negocios supuestamente sustentados por “la ciencia”. Se han vuelto frente, referencia y apoyo a la palabra de las comunidades rurales o urbanas que sufren las modas tecnológicas, los desastres ambientales o la imposición de herramientas nocivas (por ejemplo, los cultivos transgénicos).Otros ejemplos de organizaciones de científicos al servicio de la sociedad son GMOSeralini (Francia), la Red Europea de Científicos por la Responsabilidad Social y Ambiental, ENSSER, el Movimiento Ciencia Ciudadana (Brasil). Varios de los miembros de estas ejemplares comunidades científicas son también fundadores de la Red TECLA.


Documento Constitutivo de la Unión de Científicos Comprometidos
con la Sociedad y la Naturaleza de América Latina (UCCSNAL)


“Es imprescindible que todo proceso de generación y aplicación de tecnologías en la sociedad sea convalidado por la licencia social y ambiental correspondiente, fruto de legítimos procesos participativos que tengan como eje el respeto por las culturas, los territorios, los mecanismos de decisión y los sistemas sociales locales.”
 
Vivimos una crisis civilizatoria global sin precedentes en todas las esferas de las actividades humanas a la que nos ha llevado el capitalismo y modelos similares que fragmentan al hombre de la naturaleza, cuyas principales manifestaciones son una inequidad socioeconómica que no cesa de profundizarse, el creciente ejercicio del poder mediante la violencia, el avasallamiento de la diversidad biológica y cultural, y un sinnúmero de desajustes ambientales. En América Latina, la expansión del extractivismo y el agronegocio han abonado esta crisis sometiendo a nuestros territorios y sus habitantes a un incesante despojo y extinción.

El texto completo en el archivo PDF.